jueves, 18 de octubre de 2012

Del Olmo es Tiempo (lloviendo, lloviendo)


"Y vuelvo a los poetas, como siempre en los momentos de necesidad extrema. Porque, a la pintura, la poesía y la música son el alma de lo noble, de lo que no miente".

Vivir. Maruja Torres

*   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *

"Dichoso el árbol que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente, pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo, ni mayor pesadumbre que la vida consciente".

Lo Fatal. Rubén Darío

*   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *   *

Extraídos de lo publicado en El País el 29 de noviembre del 2000. Que leyera tomando un café muy cerca de la Plaza del Caño Argales, en esta Valladolid querida, ese invierno, como tantos otros en los que leer es el remanso que abriga más nuestra alma.

Miguel Segura (Nava del Rey, 1963)

Del Olmo es tiempo (poema pintado)

que sube a La Concepción,
pinté, ya muertos, los 
que ya no están.

Como metáfora: al
final del camino,
hacia abajo, el labajo.
Junto al otro camino,
de árboles vivos; están los que
acompañan a los muertos–.

         * * *

Del olmo seco
y muerto, surgen en el camino
verdes brotes, fuertes.
Como son los hijos
que aguardan dando vida
a la raiz del tiempo.

En un paso decidido,
el negro, el verde
llama, en rojo
que torna al negro.

¿Dónde están los olmos,
que ya no vemos?
¿Donde curan sus heridas?
¿Donde curan sus heridas
los que yacemos?

Composición poética sobre y el dibujo de un olmo, seco, viejo, muerto, pero no yerto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada